Skip to main content

La articulación del hombro es una estructura compleja, con numerosos tendones y músculos que deben trabajar adecuadamente para permitir la amplísima movilidad de que dispone esta articulación sin generar patologías. Este delicado equilibrio se altera con cierta frecuencia, y por ello el hombro es una zona en la que se producen frecuentes y diversas lesiones.

En esta ocasión vamos a abordar una de las más comunes y más invalidantes, la Tendinopatía del Supraespinoso, y cómo solucionamos esta patología en Fisioterapia Sei-Herri.

¿Qué diferencia hay entre tendinopatía, tendinitis y tendinosis?

Tendinopatía: Significa que hay una patología en un tendón (ya sea una tendinitis o una tendinosis)

Tendinitis: Se produce en las primeras fases de la lesión del tendón. El tejido está inflamado y en fase aguda o subaguda.

Tendinosis: La Tendinitis ha evolucionado mal. Nos encontramos con un tendón degenerado y debilitado, que ha entrado en una fase crónica.

¿Qué es el músculo Supraespinoso y el Manguito Rotador?

Es uno de los músculos que forman parte del denominado Manguito Rotador, entre los que también están los músculos Infraespinoso, Subescapular, y el Redondo Menor.

El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que rodea la articulación del hombro (cabeza húmero y glena) y mantiene estable la cabeza del húmero en la cavidad articular.

En el caso que nos ocupa, de no ser tratada, esta tendinitis puede acabar en tendinosis (con una degeneración del tendón), y en algunos casos llegar a una rotura del tendón del Supraespinoso.

¿Qué es y cómo se produce la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

Una de las peculiaridades del músculo supraespinoso es que discurre por debajo del acromion, lo que lo hace propenso a sufrir una compresión por parte de las estructuras óseas que lo rodean, (tuberosidad acromial por encima y el húmero por debajo) derivando en patología del mismo.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

  • Dolor sordo irradiado: Se trata de un dolor en el hombro, sordo e insidioso, que con frecuencia puede irradiarse hacia el codo.
  • Dolor nocturno: Un tipo de dolor que altera el sueño, particularmente al acostarse sobre el hombro afectado. El dolor nocturno es un típico síntoma de la tendinitis/tendinosis del supraespinoso.
  • Dolor al levantar el brazo: El dolor en el hombro dificulta/ limita las actividades en planos elevados como peinarse, secarse pelo, levantar peso, tocarse la espalda….
  • Pérdida de fuerza: En fases avanzadas, el dolor en el hombro puede estar acompañado de debilidad en el brazo y pérdida de fuerza.

En estos casos hay que descartar otras lesiones que pueden confundirse con la lesión del tendón supraespinoso, como lesiones cervicales, contracturas musculares, inestabilidades o luxaciones, lesiones articulares…

¿Cuáles son las causas de la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

  • Problemas posturales (de la escápula, columna cervical o dorsal) que hacen trabajar a la articulación del hombro en una posición no adecuada.
  • Debilidad/desequilibrio de la musculatura estabilizadora del hombro.
  • Actividades deportivas que producen movimientos repetitivos del hombro por encima del plano de los ojos (pádel tenis, balonmano, natación, etc.…)
  • Actividades laborares que producen movimientos repetitivos del hombro por encima del plano de los ojos (pintores, trabajadores de la construcción, etc…)
  • Morfología anormal del acromion (que reduce el espacio por donde pasa el tendón)
  • Laxitud o inestabilidad de los ligamentos del hombro.
  • Lesiones del Rodete Glenoideo.
  • Discinesia de la escápula.
  • Edad, siendo más frecuente la rotura de este tendón en personas por encima de los 50 años, etc…

¿Cómo se diagnostica la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

-En el Cetro de Fisioterapia Sei-Herri prestamos mucha atención a la relación con problemas pasturares que afectan al posicionamiento de la cabeza del húmero en la cavidad glenoidea, por lo que hay que realizar una valoración exhaustiva de este aspecto.

-Test clínicos ortopédicos para la valoración de la articulación y de las estructuras blandas del hombro.

-Radiografía de la articulación del hombro.

-Ecografía. En el Centro de Fisioterapia Sei-Herri utilizamos la ecografía para el tratamiento y seguimiento de la evolución del paciente.

-Resonancia Magnética Nuclear. Ciertos casos, podría ser necesario la realización de esta prueba diagnóstica.

¿Qué fases podemos ver en la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

  1. Primeros estadios de la lesión del manguito rotador:

Los primeros estadios de una lesión tendinosa suelen comprender una inflamación del tendón (tendinitis de hombro). Esta inflamación puede acompañarse también de la llamada Bursitis Subacromial (la “almohadilla” que facilita el deslizamiento de los tendones)

  1. De la tendinitis a la inflamación crónica o Tendinosis:

Si no se logra resolver la fase de inflamación de los tendones, la lesión del tendón Supraespinoso puede empeorar. La presencia de una tendinitis de hombro mantenida en el tiempo provocará una tendinosis (degeneración del tendón), que producirá una debilitación del mismo.

  1. Rotura del tendón supraespinoso (parcial o total):

La persistencia en la fase de tendinosis del Supraespinoso (degeneración del tendón) sin un tratamiento adecuado, puede provocar una rotura del tendón del Supraespinoso.

¿Cómo se trata la tendinitis/tendinosis del Supraespinoso?

En el Centro de Fisioterapia Sei-Herri utilizamos distintos tratamientos en función de las características de la lesión y del paciente. La elección del tratamiento dependerá de:

  • La fase de lesión que nos encontremos: Fases iniciales con inflamación o fase de Tendinosis con degeneración del tendón.
  • La edad: En edades avanzadas se incremente el riesgo de ruptura y empeora la capacidad de cicatrización.
  • El deporte que practica el paciente: Se deberá tener en cuenta la diferencia entre un deportista que utiliza principalmente los brazos y uno que no lo hace con tanta frecuencia.
  • El trabajo: Si el trabajo realizado por el paciente implica el uso o no de los brazos.
  • El brazo afectado: Si la lesión del supraespinoso afecta al brazo dominante o no.
  • El nº. de tendones afectados: Habitualmente se suele afectar principalmente al tendón supraespinoso, pero también pueden estar involucrados el subescapular, la porción larga del bíceps y el infraespinoso.
  • Si existe rotura del Tendón: Las roturas importantes se tratan (en función de la edad del paciente) de forma quirúrgica.
  • Si el paciente es fumador o no: Es un factor muy importante que ha demostrado favorecer la progresión de la rotura del tendón y dificultar la cicatrización, al alterar el proceso de microvascularización de manera directa.
  • La presencia o no de calcificación en el tendón del Supraespinoso.

Tratamiento de la tendinitis y tendinosis del Supraespinoso:

  1. En etapas tempranas, se recomienda la disminución de la carga, la prescripción de antiinflamatorios y la Fisioterapia.

En los casos de pacientes que realizan gestos repetitivos por encima del plano de los ojos, deberemos minimizar este gesto.

  1. Ondas de Choque Focales. Entre los métodos más eficaces para tratar la Tendinitis/Tendinosis del Supraespinoso se encuentra las Ondas de Choque (focales) de alta potencia.

El equipo de Ondas de Choque Focales del que disponemos, produce una serie de disparos (impulsos) de energía acústica (ONDAS DE SONIDO) que viajan a velocidad “supersónica” (es decir por encima de 1.234,8 Km/h) y en un plano tridimensional.

Además, el equipo de Ondas de Choque Focales de Fisioterapia Sei-Herri dispone de un gran foco emisor, de más de 10 mm de diámetro. Gracias a esto conseguimos un gran volumen terapéutico en cada onda y una gran energía eficaz en cada onda aplicada sobre el tendón del Supraespinoso. Gracias a esta importante característica, la aplicación es mucho menos molesta y más eficaz.

Estas ondas de choque focales son creadas por un generador electromagnético, que es la tecnología más moderna en la generación de ondas de choque para el tratamiento de patologías del aparato locomotor, como es el caso de la Tendinitis/Tendinosis. Este generador permite producir ondas de choque focales uniformes tanto en el aspecto espacial como temporal, mejorando la eficacia en el tratamiento de la Tendinitis/Tendinosis del Supraespinoso.

Las ondas de choque focales se basan en el fenómeno de mecanotransducción: es decir, una fuerza física produce un efecto biomecánico en el tejido dañado (por ejemplo, el Tendón del Supraespinoso), produciendo una respuesta celular de reparación.

Efectos biológicos de las Ondas de Choque Focales en la Tendinitis/Tendinosis del Supraespinoso:

  • Regeneración del tejido del tendón dañado.
  • Angiogénesis (creación de nuevos vasos sanguíneos)
  • Analgesia (reducción del dolor)
  • Eliminación de las calcificaciones. El tendón del Supraespinoso es muy propenso a sufrir calcificaciones, que pueden ser deshechas gracias a la aplicación de las Ondas de Choque Focales de alta potencia que utilizamos en Fisioterapia Sei-Herri.

Las ondas de choque focales resuelven el edema, los procesos inflamatorios, y la infiltración celular. Aumentan la TGF-beta1 y la IGF-I, favoreciendo los procesos de curación del colágeno, por estimulación de los tenocitos (1)

  1. Ejercicio Terapéutico. La Tendinitis/Tendinosis del Supraespinoso requiere de la combinación de las Ondas de Choque Focales junto con el Ejercicio Terapéutico individualizado al caso de cada paciente. Se realiza un programa progresivo de ejercicios terapéuticos específicos para promover la creación de colágeno (y con ello la reparación) en el tendón del Supraespinoso.

También se realizan ejercicios y terapias para fortalecer (de forma equilibrada), toda la musculatura que afecta al funcionamiento del complejo de hombro, y que puede ser la causa de la Tendinopatía del Supraespinoso. En el Centro de Fisioterapia Sei-Herri dedicamos mucho tiempo a esta fase tan fundamental, ya que, de no hacerlo, el/la paciente non acabará de curarse de la patología y podría recaer en caso de haberse recuperado.

Con la combinación de estas técnicas se consigue la recuperación de Tendinitis/Tendinosis del tendón del Supraespinoso, incluso en casos cronificados.

(1) Chen Y.J. et al. Extracorporeal shock waves promote healing of collagenese-induced Achilles tendinitis and increase TGF-beta1 and IGF-I expresión. (J. Orthop. Res. 2004 Jul; 22(4): 854-861.